Menu

No. El fundador de Dangerous Things, Amal Graafstra, ha tenido transpondedores en sus manos desde 2005, y ha pasado por cientos de detectores de metales, tenía varitas detectoras de metales sobre sus manos, e incluso pasó por varios escáneres de cuerpo completo utilizados en los aeropuertos, y nunca ha tenido un problema. Los clientes de Dangerous Things han hecho eco de esta experiencia durante años … simplemente no es un problema. La cantidad de metal en la etiqueta es casi la misma que el relleno de un diente, por lo que no es suficiente para activar este tipo de dispositivos de seguridad

Comments are closed.